fbpx

La respuesta es muy objetiva y por lo tanto entendible:

porque el asesor inmobiliario que capta la propiedad, invierte por anticipado su prestigio, experiencia, recursos, tiempo y esfuerzo al 100% solo si está construyendo un negocio seguro, que es disponer de los honorarios que se logran al vender una propiedad. Sin esta garantía, se pierde la motivación para realizar el trabajo de manera comprometida, porque el triste final para él podría ser que venda la propiedad el dueño o alguna otra empresa de la competencia que hubiera visto la propiedad en los medios publicitarios utilizados por él y que utilizando la información utilizada, contacte directamente al cliente vendedor.

Sumado a ésto, debido a que actualmente la mayoría de los clientes compradores continúan cuidándose de no contagiarse de COVID, tenemos que acercarles la información de las propiedades a través de la tecnología, realizando estrategias de marketing mucho mas personalizadas, abiertas y profesionales, que demandan aún mas creatividad, recursos económicos y compromiso con los propietarios para promover su propiedad. Este esfuerzo solo reditúa si la propiedad se está manejando en exclusiva.

Una vez que para el asesor inmobiliario, por medio del contrato de intermediación en exclusiva, el negocio está seguro y el compromiso establecido al 100%, puede ofrecer con confianza al cliente vendedor, valiosas herramientas que sumadas a una estrategia fiscal individualizada permiten que la propiedad se venda en el mejor precio posible, lo más pronto posible, en un ambiente de confiaza.

Menciono algunas de estas herramientas:

1. Información Confiable
El tener toda la información confiable para tomar decisiones seguras, hace que la operación se cierre más rápido, por lo que se integra un expediente con la información mínima necesaria que permita confirmar el estado legal de la propiedad.

2. Estimación de valor comercial
Debes conocer el “precio de mercado” a través de una “estimación de valor comercial” de tu propiedad y la “estrategia fiscal” que puede implementarse para el manejo del impuesto sobre la renta que resultará de la transacción.

3. Demostración de la propiedad
El compromiso que se establece cuando se maneja una propiedad en exclusiva permite que el asesor que lista la propiedad, se vuelva un experto en el manejo a fondo de la información de la misma y que sea siempre él quién enseñe la propiedad, garantizando que el cliente comprador recibe la información correcta, no dejando lugar a sorpresas en el momento de la negociación.

4. Lonas en las Propiedades
La “Lona en Propiedad” sigue generando el mayor número de llamadas calificadas de compradores potenciales.

5. Milenials
Atendiendo una generación de Milenials (generación virtual), la propiedad se expone al mayor número de compradores potenciales, en los mejores “portales de internet” y en “redes sociales”. Se crean para ellos estudios fotográficos profesionales, destacados, visitas virtuales, videos profesionales, etc.

6. Todos los Servicios en un solo lugar
El contacto con “un solo interlocutor”, quien tiene el “compromiso de mantenerlo informado”, facilita la toma de decisiones y el manejo profesional de la propiedad. El manejo de las llaves, se vuelve más confiable cuando una sola empresa es responsable de ellas.

7. Manejo de estrategias fiscales
Sin lugar a dudas el conocer el mejor escenario en el que puede venderse la propiedad cuidando que el impacto del ISR sea el apropiado, le permitirá tomar decisiones mas confiables y rápidas.

8. Bolsa Inmobiliaria
Una vez que se tome la decisión de vender una propiedad, la diferencia entre venderla mas rápido y en el mejor precio posible, se debe a la contratación del asesor inmobiliario apropiado y al posicionamiento de la propiedad en el mercado de los asesores, ya sean de la empresa o de otras empresas con quienes se comparte el negocio inmobiliario y que estando listada en exclusiva, se puede ofrecer con completa confianza.

En RE/MAX estamos listos para demostrar que una propiedad listada en exclusiva es la mejorar manera de vender su propiedad. Los números lo comprueban.

Rebecca Quintanilla